Deportes

Mundial Sorpresivo en Rusia

Resultado de imagen de cartel oficial del Mundial de Fútbol de Rusia

Por Jairo Máximo

Madrid, España ― (Blog do Pícaro) ― Después de acompañar in situ el XX Mundial de fútbol Brasil-2014, todo hacía pensar que la  XXI edición del torneo, que se disputaría en Rusia, en 2018, no iba a ser tan traumático para los rusos como el de Brasil lo fue para los brasileños.

Albergar el opio del pueblo salió demasiado caro para la sociedad brasileña. Los efectos colaterales de aquella hedónica aventura aún perviven en el seno de la nación. Las heridas van a tardar en cicatrizar. La humillante goleada (1-7) ante Alemania resultó ser la guinda. Abrió la caja de pandora de la corrupción en el país; tanto en medio del campo como en la zaga derecha e izquierda.

Resultado de imagen de cartel de pelicula Desde Rusia con amor

Cartel de la película Desde Rusia con amor (1963), dirigida por Terence Young.

Desde Rusia con amor. El Mundial de fútbol Rusia-2018, mestizo y seductor, visto desde el sillón de casa, fue sorpresivo. Irreprochable. Futbolísticamente, una maravilla. Artísticamente, tatuadísimos. Físicamente, estilizados y bien peinados. Informativamente, cero a la izquierda. Aparentemente Rusia no existió. El torneo contó con la participación de 32 selecciones que disputaron 64 partidos. Evidenció que la superioridad aplastante de unos pocos ante otros forma parte del pasado. Alemania, Argentina, Brasil, España, Francia, Holanda, Inglaterra, Italia o Uruguay, no imponen más aquél miedo y desasosiego al rival en el terreno de juego. Los emergentes ―bien entrenados― de ahora son Bélgica, Croacia, Nigeria, Japón, Suecia, Islandia. La técnica está globalizada y la igualdad rige entre todos. En Rusia, alzaron la Copa del Mundo Los Blues, de la mestiza Francia, entrenada por Didier Deschamps, la segunda selección más joven del campeonato, solo superada por Las Águilas, de Nigeria. Pero también podrían haberla alzado Los Ardientes, de la pequeña Croacia, el país de las mil islas, de Luka Modrić ―elegido mejor jugador del torneo―; o aún Los Diablos Rojos, de Bélgica, un mosaico de identidades, bajo las órdenes del entrenador español Roberto Martínez, con Thibaut Courtois ─elegido mejor portero─, y Romelu Lukaku, como falso 9. Igualmente podrían haber alzado la Copa del Mundo Los Tres Leones, de Inglaterra. El inglés Harry Kane fue el “pichichi” del Mundial, con seis goles en seis partidos.

Balón fuera. Según la predicción del diario español El País los equipos llamados a ganar el Mundial de Rusia eran Brasil, Alemania, España y Portugal. No acertaron ni una. Los metadatos engañan. “Hemos usado datos de más de 32.000 partidos, 150 selecciones, 350 clubes y 800 jugadores”, explicó el diario.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Grafiti encontrado en Madrid / Foto: Jairo Máximo

Control antidopaje. Todos los jugadores participantes del torneo han pasado por control antidopaje pos juego y en días de juego. Desde enero pasado se realizaron 2.037 test. Sólo tres de ellos son sospechosos. Sin embargo, el amoníaco que los anfitriones inhalaron en público, la FIFA no lo contempla como droga. Según el entrenador ruso, Stanislav Cherchésov, sus hombres utilizan esta substancia para conseguir un mayor rendimiento en el campo. “Como todo mundo”, justifica.

Veo. Veo. La implantación del videoarbitraje (VAR) en el Mundial de Rusia es la evidencia de que la modernidad ha llegado al campo de juego. Eran 35 cámaras instaladas en cada uno de los 12 estadios. Cuando el VAR pillaba una pena máxima, al momento era cuestionado. Cuando era a favor, idolatrado. Tirarse en la piscina, como tan mal lo hace el brasileño Neymar, o propinar violentos codazos, con nocturnidad y alevosía, como tan bien lo hace el español Sergio Ramos, ya no cuela. A partir de ahora es tarjeta roja y meme seguro. El VAR te ve desde Rusia.

Gestos que cantan. Avistar los japoneses ―una vez más―limpiando la basura de los estadios finalizado los juegos de su selección es reconfortante. En Brasil dieron el cante en la grada con este ejemplar gesto. En Rusia, antes de abandonar la competición ellos limpiaron sus vestuarios, y dejaron una nota, escrito en ruso,  agradeciendo la hospitalidad del pueblo local, acompañado de diversos origami* de regalos. Este saber estar de los nipones es de agradecer. El ejemplo debería cundir en las selecciones participantes en el futuro.Resultado de imagen de Vladímir Putin pop-art retratoLa soledad de Putin. Divisar la soledad del expansionista presidente Vladímir Putin, en el palco de honor en la abertura oficial del torneo, es una imagen significativa. Ningún mandatario quiso dar a la cara o sentarse a su lado. Por deferencia diplomática, en la gran final en Moscú, le acompañaron Kolinda Grabar-Kitarović, presidenta de Croacia; Emmanuel Macron, presidente de Francia, y Gianni Infantino, presidente de la FIFA.  “Todos nos hemos enamorado de este país”, declaró Infantino. “Agradecemos los millones de buenas palabras sobre Rusia y nuestro pueblo. Estamos contentos de que los aficionados hayan visto todo con sus propios ojos y que hayan desaparecido mitos y prejuicios”, afirmó Putin, durante un acto en el Teatro Bolshói, en la víspera de la gran final.

Piquitos de oro. Hay que agradecer a Mediaset la emisión en abierto de todos los partidos del torneo. Lo duro es tener que soportar a sus comentaristas partidistas, que actúan como empresarios futbolísticos. La pelota rodando en el campo y ellos por los cerros de Úbeda. Igualmente fue cansina la publicidad abusiva de los programas de la cadena durante los partidos. La serie La Verdad fue un caso particular. Anunciar, anunciar, y no emitir sin avisar. La final disputada entre Francia y Croacia se convirtió en el encuentro entre selecciones más visto en España desde la final del Mundial de Brasil en 2014.

Patrios. Antes de España ser eliminada en octavos ante Rusia, considerada el rival más débil del torneo según el ranking FIFA, diversos periodistas españoles daban por sentado que La Roja, la selección del “tiquitaca”, estaría en la final en Moscú. Subestimaron las consecuencias de la dimisión fulminante del entrenador Julen Lopetegui ─horas antes de empezar la competición─, y la consiguiente intentona de rebelión llevada a cabo por algunos jugadores, que tuvo que ser sofocada en la intimidad del vestuario. Lo mismo ha pasado con la brasileña Canarinha, que aterrizó en Rusia posando como campeona, a no va más, sin haber disputado ninguno partido. Tener las dos perlas más caras del mundo, Neymar y Coutinho, no garantiza la victoria. Pobres ilusos; no lusos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Grafiti encontrado en São Paulo durante el Mundial de fútbol Brasil-2014. / Foto: Jairo Máximo

Pase de la muerte. Para que Brasil sueñe en ganar el Mundial de fútbol Qatar-2022, Tite ─su entrenador─ debería experimentar en sus hombres la fórmula mágica: Menos mi-mi, menos peluquero + psicólogos = Goleada de Brazil. También, enseñar a respetar el protocolo. Cantando el himno nacional brasileño fuera del tiempo estipulado no se gana la Copa del Mundo. Ni en Brasil ni en Rusia. En el duelo contra México la organización del evento abortó esta indisciplina nacionalista, y puso a todo meter el himno nacional mexicano, en su tiempo.

Campeón del meme. Ver a Neymar llorando a cántaros, después de que Brasil ganara con dificultad a la selección de Costa Rica, en la fase de clasificación, era un mal presagio nacional globalizado. Mucho llanto y poco fútbol. “He venido aquí para ganar, no para otra cosa”, declaró Neymar, a pie de campo, pos juego. A continuación, en cuartos de final, Los Diablos Rojos ganaron, sin esfuerzo, a la Canarinha. Tirarse a la piscina o salir dando volteretas despeina a cualquiera. Qué lo digan los toiss ─peluqueros, estilistas, especialistas en juegos de azar, músicos─, a servicio de Neymar.

Otro meme. Neymar da Silva Santos Júnior (1992, Mogi das Cruzes, São Paulo) acaba de grabar un spot publicitario de autoayuda ―y ganar una pasta gansa con él― para intentar mejorar su imagen tras las críticas que recibió por su actuación en el Mundial de Rusia. En el spot ―artificial con tintes evangélico―, el niño mimado se redime de sus pecados y pide ayuda al pueblo brasileño. “Sin duda, muchas veces exagero. (…) Usted puede continuar tirándome piedras o puede tirar esas piedras fuera, y ayudarme a poner de pie. Cuando me pongo de pie, colega, todo Brasil se levanta conmigo” ¡Qué jeta tienes, paisano!

La revista alemana Der Spiegel consideró el spot publicitario “patético” por intentar transformar al futbolista en una víctima.  Al mismo tiempo, Neymar no aparece en la lista de los 10 mejores futbolistas de la temporada 2017-2018, candidatos al premio The Best. A lo mejor se equivoca de deporte. Debería intentar hacer pareja con el japonés The Best, Yuzuru Hanyu, campeón mundial de patinaje artístico sobre hielo. El Mundial de Rusia era para que Neymar saliera a hombros, sin embargo, salió tocado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aficionados brasileños “sujetan” Neymar en la apertura del Mundial de fútbol Brasil-2014, en São Paulo. / Foto: Jairo Máximo

Sangre nuevo. Las nuevas estrellas en el firmamento futbolístico actual son el niño prodigio francés Kylian Mbappé, los belgas Thibaut Courtois, Eden Hazard y Romelu Lukaku, el inglés Harry Kane, el iraní Mohamed Salah, el croata Luka Modrić, el francés Antoine Griezmann, el francés de ascendencia angoleña Blaise Matuidi, y otras.

Hacienda somos todos. El egocéntrico portugués Cristiano Ronaldo y el argentino Leo Messi, van perdiendo fuelle en el terreno de juego. La edad no perdona. Sus problemas con la Hacienda y Justicia son dolorosos. Defraudaron, se declararon culpables y pactaron el pago de multas millonarias a la Hacienda española. Por supuesto que no están solos. En la selección de defraudadores internacionales figuran: James Rodríguez, Falcao, Di María, Alexis Sánchez, Dani Alves, Modrić y Mascherano. Messi y CR7 han sido condenados a 2 años de cárcel, que no han cumplido. Si la sentencia judicial hubiera sido de 2 años y un día, otro cantar sería. Estarían ambos, quizás, organizando el World Cup de la Cárcel, España-2018.

Imagen relacionada

Rumbo a Qatar-2022: Fue sorprendente ver a centenares de mujeres iranís acudir a los estadios rusos para animar a su selección. Esperamos que en el Mundial de fútbol Qatar-2022, encontremos más mujeres, en particular árabes. ●

Resultado de imagen de imagenes de origami

*Origami – Arte que consiste en el plegado de papel sin usar tijeras ni pegamento para obtener figuras de formas variadas, muchas de las cuales podrían considerarse como esculturas de papel.

Nota del autor: Artículo publicado en el MegacínACPE.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s